Lo que explota el deseo

Intimidad después del Parto

Cómo retomar el sexo después del parto

Todo cambia después del nacimiento de un hijo. Además de las sensaciones individuales, el aumento de responsabilidad y el gasto de la carga energética; la relación de pareja sufre una transformación. Y es que tu compañero ya no es sólo tu amante, sino que también es el padre o madre de tu bebé. Consecuentemente, el sexo en los primeros meses puede resultar bastante dificultoso, produciendo una sensación de culpa y preocupación en cada una de las partes. Y es que el hecho de no dormir lo suficiente, mirarte al espejo y encontrarte físicamente distinta, y de tener un tercero habitando en tu pieza, puede cohibir a cualquiera. Además, que este cambio también tiene una explicación biológica y es que la falta de interés de la mujer en tener relaciones durante los primeros meses después del nacimiento del bebé es provocado por la hormona prolactina, la misma que produce la lecha materna y esa misma hormona inhibe la libido de la mujer.

¿Cuándo volver a tener sexo? Si bien es necesario esperar hasta después de terminado el puerperio, muchos se sienten más cómodos de retomarlas una vez que han asistido al primer control médico y cuando han terminado las pérdidas de sangre.
Entonces, te dejo estos consejos para retomar la vida amorosa

1.- Tener mucha paciencia.

2.- Conversar acerca de los que pasa. En esa etapa la complicidad y la cooperación son fundamentales.

3.- Se recomienda que la mujer visite a su ginecólogo antes de empezar su vida sexual. Para estar segura de que el área este totalmente cicatrizada y para planear un método de anticoncepción.

4.- Los hombres deben hacer su mayor esfuerzo por comprender a su pareja, pues además del desorden hormonal propio del embarazo y parto, existen factores sicológicos que aparecen esta etapa y que son determinantes.

5.- Entréguese a las caricias. Permítase volver a sentir y querer. Recuerde que antes de madre, fue también mujer.

6.- Tomen un baño de tina juntos. Disfrútenlo y diviértanse.
7.- Preocúpense por tener relaciones de calidad, pues obviamente con la llegada de un bebé la cantidad disminuirá notoriamente.

9.- Ahora, si un día no quiere alguno de los dos, sepan respetarse y hacer sentir que tienen la libertad de expresar cuándo no desean hacerlo. La confianza es el mejor aliado.

 

 

 

 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.